Cajón 19

Í N D I C E

 

T O D O - E S - D E - C O L O R

---------------------------------------------- Juan Rguez. de Tembleque (a Manuel Molina)

 

El cuento es muy sencillo
usted nace
contempla atribulado
el rojo azul del cielo
el pájaro que emigra
el torpe escarabajo
que su zapato aplastará
valiente

usted sufre
reclama por comida
y por costumbre
por obligación
llora limpio de culpas
extenuado
hasta que el sueño lo descalifica

usted ama
se transfigura y ama
por una eternidad tan provisoria
que hasta el orgullo se le vuelve tierno
y el corazón profético
se convierte en escombros

usted aprende
y usa lo aprendido
para volverse lentamente sabio
para saber que al fin el mundo es esto
en su mejor momento una nostalgia
en su peor momento un desamparo
y siempre siempre
un lío

entonces
usted muere.

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
                  y también de la alegría


"Curriculum" y "Defensa de la alegría" (Inventario). Mario Benedetti

 


-------


Fotografías: Carmen Barrios Corredera

 



Fotografías: Carmen Barrios Corredera

 

Fotografía: Carmen Barrios Corredera

 



----


Fotografías: Carmen Barrios Corredera

 



- Bueno, yo empezaré aludiendo al dolce stil nuovo, algunos de cuyos cultivadores como Orcagna, Giotto o Ambrosio Lorenzetti alcanzaron el siglo XIV en la plenitud de sus facultades creadoras, y procuraré llegar dando un salto hasta Leonardo da Vinci, que murió en 1516, si es que el viaje no se interrumpe antes, porque es probable que yo no acabe el curso con ustedes -nos dijo el primer día-; así que me permitirán que les cuente las cosas a mi manera y no siguiendo un orden estricto, pueden imaginar, si les apetece, que hemos salido de excursión.
El trecento no es un corral cerrado, está abierto por el techo y por el suelo, o sea que los artistas que vivieron, murieron y nacieron dentro del siglo XIV entrecruzan unas trayectorias que vienen del anterior o desembocan en el posterior, en algún momento se conocieron o al menos oyeron hablar unos de otros, están influidos por Dante y Petrarca, que también mirarían alguno de sus cuadros, y dependen de las diferentes familias de magnates emparentados o enemigos a su vez, cuyas fechorías no deben hacernos olvidar los frutos de su mecenazgo. Todo se superpone, es un periodo de mucho fermento, de historias que fluyen sin cesar y sin cesar mezclan sus aguas. De manera que dada la dificultad de la clasificación y contando con el poco tiempo que voy a tener, porque ojalá don Carlos vuelva pronto, he decidido explicarles los cuadros más por temas que por fechas, y poniendo un interés especial en lo que me gustan de preferencia, lo siento. Tendrán que tomarlo a modo de muestrario, como una parte susceptible de ampliación, ya que todo forma parte de algo. A mí me abruman las tonalidades, prefiero avisar de antemano, y no concibo el conocimiento más que de forma fragmentaria. Pero bueno, si consigo que miren esos pocos cuadros que les quiero dar a conocer con la décima parte del entusiasmo y la curiosidad que en mí provocan me daré por satisfecha. Por cierto, me llamo Rosario Tena y tengo treinta años. ¿Puede alguno de ustedes salir a llamar al bedel para ver si funciona bien la máquina de proyección?

……………………………………………………
……………………………………………………

Una vez comprobado, con ayuda del bedel, que el aparato de proyección funcionaba en perfectas condiciones, Rosario Tena apuntó en la pizarra una fecha, 13 de septiembre de 1321, cuidadosamente, con letra grande y clara.

-Ya les he dicho antes -comentó al volverse hacia nosotros- que no soy muy esclava de las fechas, pero ésta es importante: la de la muerte en Ravena, a los cincuenta y seis años, de Dante Alghieri.

Luego preguntó si alguno de nosotros había leído La divina comedia y no se levantó ninguna mano…………………………….........................

…………………………………………………….
…………………………………………………….

Nos proyectó a continuación unos frescos del Campo santo de Pisa atribuidos a Orcagna, un pintor del que yo no había oído hablar en mi vida. La proyección duró lo que quedaba de clase, y ella se limitaba a hacer breves comentarios, a medida que iba ampliando detalles significativos e insignificantes, como si explorase uno por uno los rincones de una habitación. Todo con mucha lentitud, para que se nos quedara grabado en la retina, que en eso consistía -dijo- el placer de la contemplación.

……………………………………………………..
……………………………………………………..

- El autor, si fue Orcagna, que no se sabe seguro -acabó Rosario Tena-, ha puesto el acento más en lo inexplicable y misterioso que en una pretensión de moraleja. Yo veo en este cuadro sobre todo un himno a lo absurdo, tal vez por eso me parece tan moderno y tan intemporal por otra parte. Desde que el mundo es mundo, vivir y morir vienen siendo la cara y la cruz de una misma moneda echada al aire, pero si sale cara es todavía más absurdo. Para mí, si quieren que les diga la verdad, lo raro es vivir. Hasta el viernes.

Así concluyó la clase. Yo anoté en el cuaderno, como remate de mis apuntes: “Lo raro es vivir. (Posible título de una canción)”.
Aquella misma tarde empecé a leer La divina comedia.



Fragmentos del capítulo "La profesora de las gafitas", del libro de Carmen Martín Gaite
titulado Lo raro es vivir (Anagrama. Primera edición, mayo de 1996)
Ilustraciones: detalles de el Triunfo de la muerte,
de Andrea Orcagna


 



Triunfo de la muerte (detalles). Andrea Orcagna

 



----



Detalles de obras de Giotto di Bondone

 


Alegoría del buen gobierno (fragmento). Ambrogio Lorenzetti

 

-------



Alegoría del buen gobierno (detalles)
Ambrogio Lorenztti


Paz no encuentro ni puedo hacer la guerra,
y ardo y soy hielo; y temo y todo aplazo;
y vuelo sobre el cielo y yazgo en tierra;
y nada aprieto y todo el mundo abrazo.

Quien me tiene en prisión, ni abre ni cierra,
ni me retiene ni me suelta el lazo;
y no me mata Amor ni me deshierra,
ni me quiere ni quita mi embarazo.

Veo sin ojos y sin lengua grito;
y pido ayuda y parecer anhelo;
a otros amo y por mí me siento odiado.

Llorando grito y el dolor transito;
muerte y vida me dan igual desvelo;
por vos estoy, Señora, en este estado.


Soneto a Laura

Petrarca

Mi loco afán está tan extraviado
de seguir a la que huye tan resuelta,
y de lazos de Amor ligera y suelta
vuela ante mi correr desalentado,

que menos me oye cuanto más airado
busco hacia el buen camino la revuelta:
no me vale espolearlo, o darle vuelta,
que, por su índole, Amor le hace obstinado.

Y cuando ya el bocado ha sacudido,
yo quedo a su merced y, a mi pesar,
hacia un trance de muerte me transporta:

por llegar al laurel donde es cogido
fruto amargo que, dándolo a probar,
la llama ajena aflige y no conforta.

Mi loco afán está tan extraviado...
Petrarca


La Gioconda. Leonardo da Vinci

 

-------------


Detalle de la Virgen de la roca y Ginebra de Benci. Leonardo da Vinci

 


La dama del armiño. Leonardo da Vinci

 


San Juan el Bautista y Baco. Leonardo da Vinci

 


Niños abrazándose. Obra atribuida
a Leonardo da Vinci

 

------------


Leda y el cisne. Dos copias y versiones de la obra homónima perdida
de Leonardo da Vinci, una atribuida a el Sodoma (izda.)
y la otra a Cesare da Sesto (dcha.)

 

----


San Jerónimo penitente y detalle de La virgen de la roca.
Leonardo da Vinci

 

Leonardo da Vinci,
autorretrato

 

----

Leonardo da Vinci--------------Leonardo da Vinci


 

 


La batalla de Anghiari (detalle), copia de de la obra perdida
de Leonardo da Vinci realizada por Rubens

 


Detalle de una de las copias de La batalla de Anghiari,
obra actualmente perdida, que Leonardo da Vinci pintó
al fresco en el Salón de los Quinientos
del Palacio Vecchio de Florencia

 

Perfil de hombre mayor.
Leonardo da Vinci

 


Caricaturas. Leonardo da Vinci

 


Parte central de La batalla de Cascina, la obra que Miguel Ángel diseñó para ser
pintada al fresco en el Palacio Vecchio de Florencia pero que no llegó a materializarla;
tan sólo hizo el modelo previo sobre cartón, que no se conserva. Dicha obra
se conoce parcialmente por un cuadro al óleo de Bastiano Sangallo
y por dos grabados de Marcantonio Raimondi

 

A mitad del camino de la vida,
en una selva oscura me encontraba
porque mi ruta había extraviado.
 
¡Cuán dura cosa es decir cuál era
esta salvaje selva, áspera y fuerte
que me vuelve el temor al pensamiento!
 
Es tan amarga casi cual la muerte;
mas por tratar del bien que allí encontré,
de otras cosas diré que me ocurrieron.
 
Yo no sé repetir cómo entré en ella
pues tan dormido me hallaba en el punto
que abandoné la senda verdadera.
 
Mas cuando hube llegado al pie de un monte,
allí donde aquel valle terminaba
que el corazón habíame aterrado,
 
hacia lo alto miré, y vi que su cima
ya vestían los rayos del planeta
que lleva recto por cualquier camino.
 
Entonces se calmó aquel miedo un poco,
que en el lago del alma había entrado
la noche que pasé con tanta angustia.
 
Y como quien con aliento anhelante,
ya salido del piélago a la orilla,
se vuelve y mira al agua peligrosa,
 
tal mi ánimo, huyendo todavía,
se volvió por mirar de nuevo el sitio
que a los que viven traspasar no deja.

Divina Comedia (Infierno. Canto I, inicio)
Dante Alighieri

 



Retrato de Miguel Ángel, obra
de Marcello Venusti


Detalle del fresco de la Capilla Sixtina.
Miguel Ángel




Mandonna de Machester, obra inacabada
atribuida a Miguel Ángel




La Pieta. Mármol.
Miguel Ángel




Retrato de Miguel Ángel.
Daniele da Volterra

 

 

 



 

Í N D I C E


Ambrogio Lorenzetti (pintura)
Andrea Orcagna (pintura)
Carmen Barrios (fotografía)
Carmen Martín Gaite (narrativa)
Dante Alghieri (lírica)
Giotto (pintura)
Leonardo da Vinci (pintura)
Marcello Venusti (pintura)
Mario Benedetti (poesía)
Miguel Ángel (pintura)
Petrarca (poesía)


INICIO

 

 

De Vez en Cuento

d e v e z e n c u e n t o . w e b s . c o m

Arte y Desastre